La Otitis externa de la oreja de Perro

Descripción

Diagnóstico

Una historia clínica detallada, examen físico completo y la piel, son capaces de proporcionar pistas útiles para entender la causa de la otitis externa del perro. El pinnae y las regiones cerca de la oreja puede mostrar signos de auto-trauma (rascado, por ejemplo), enrojecimiento de la piel, y las anomalías de la piel tanto en la enseñanza primaria y secundaria. La deformidad de la pinnae, un crecimiento anormal de tejido en el canal, y la cabeza se sacude sugieren a menudo una molestia de la oreja.

El perro puede requerir un sedación o anestesia para permitir un examen completo el uso de un otoscopio, especialmente si el oído es doloroso, si el canal está atascado con escape o tejido inflamatorio propagación, o si el animal no es cooperativa. El examen con un otoscopio permitirá la identificación de cuerpos extraños profunda en el oído, los escombros , las infecciones de bajo grado con los ácaros del oído, y de la ruptura, o anormalidades de la membrana del tímpano. Por lo general se toman los tejidos para identificar todos los microbios que causan infecciones. Una descarga oscuro en el canal generalmente indica la presencia de una infección por hongos o parásitos (como los ácaros del oído), pero también puede ser mal diagnosticada como una infección bacteriana, o mixto. El veterinario examinará la descarga de los huevos, las larvas, o la presencia de ácaros adultos de la oreja.

Otras pruebas son a menudo necesarios para identificar los factores que causan la inflamación. Pruebas de la alergia, las biopsias y los rayos X que pueden ser tomados en consideración cuando se necesita una mejor vista del tímpano, cuando se sospecha que la inflamación del oído medio, o cuando hay signos neurológicos, como pérdida de equilibrio).

Artículos Relacionados:  8 Adorables Fotos De Animales Que Crecieron Juntos

Tratamiento

vea el Video

Cuidado preventivo

El mejor tratamiento contra la inflamación de la parte externa del oído del perro es la prevención. el Compruebe las orejas del perro regularmente, y tomar nota de cualquier cambio inusual, cambios en el color de la piel, el aumento repentino en el nivel de humedad, u otros cambios.

El veterinario puede mostrar cómo limpiar las orejas del perro. Los canales auditivos debe mantenerse seco y bien ventilado.