Consejos Útiles Para Adoptar un Animal

El número de animales errantes en España aumenta de año en año, desmoralizando a aquellos que todos los días luchan por el bienestar de estos pobres animales y que buscan hacer menos triste el día a día de aquellos que viven en la calle, en perreras o en las asociaciones a la espera de que alguien se enamore por aquellos ojitos y el decida llevar a casa.

Para que el desastre tenga, por fin, un fin, sólo hay un camino a recorrer: la conciencia de que los animales no son un objeto que pudimos usar y tirar, sino un ser vivo que a partir del momento en que entra en nuestras vidas pasa a formar parte de nuestra familia y que debe ser respetado.

Es importante, por ello, seguir una serie de “reglas” cuando se entrega o se adopta un animal… porque un animal que pasa, un día, por nuestras manos, debe ser siempre una responsabilidad para nosotros! Así, aquí te dejo algunas “reglas” – que hago cuestión de seguir cuando pongo algún animal para la adopción y cada vez que decido adoptar más de uno – y que creo pueden ayudar a muchos de vosotros.

Para quien quiere adoptar un animal

Lea también:

  • Algunos de los Motivos Para NO Tener Un Perro

Adoptar un animal debe ser visto no como la concreción de un deseo o voluntad, sino como la aceptación de todas y cada una de las responsabilidades inherentes a una vida que va a depender de nosotros para casi todo (tener buenas condiciones de vida, alimentación, afecto, cuidados de higiene y de salud, etc.).

Así un posible adoptante deberá tener en cuenta algunos aspectos como:

1. Informar sobre la especie a adoptar

La información sobre las necesidades específicas de cada animal y/o especie debe ser recogida antes de la adopción concreta, posibilitando así, al animal, ser recibido en casa con todo aquello a lo que tiene derecho y que debe estar disponible para la correcta adaptación al nuevo entorno.

Artículos Relacionados:  Los gatos de terapia: he aquí cómo el gattoterapia, nos ayuda a sentirnos mejor

2. Asegurar las condiciones para acoger el animal

Cuestiones como el espacio y el tiempo que tenemos disponible para dedicar al animal que va a ser adoptado (cada animal, especie y raza tiene sus necesidades específicas en cuanto al espacio y el tiempo que les debe ser dedicado – por ejemplo, un perro de gran tamaño no puede ser confinado a un apartamento durante 23 horas al día), o como la nuestra disponibilidad financiera para hacer frente a los gastos normales (así como a los gastos imprevistos) que tenemos que tener con nuestros animales.

3. Buscar cuidados veterinarios adecuados a nuestro animal

Aún antes de tener con nosotros a nuestro animal es importante saber que podemos y/o debemos dirigirmo en caso de que sea necesaria la intervención de un veterinario.

4, Garantizar el bienestar de los animales durante las vacaciones

Es importante que el adoptante no te olvides que la posesión de un animal, implica algunos cuidados especiales con las vacaciones. Así, el adoptante debe garantizar que alguien pueda tratar a sus animales mientras el dueño está de vacaciones o ausente de casa aún antes de tener el animal. Recuerde que puede recurrir a los servicios de pet-sitting, hoteles propios para animales, o que todavía tiene la oportunidad de llevar a tu mascota contigo de vacaciones de este que elija un lugar donde acepten animales!

Para quien entrega de animales para adopción

Lea también:

  • Como Donar un Animal de Forma Correcta y Humana

El acto de la entrega de un animal a un nuevo dueño no debe ser percibido como un alivio, sino como el inicio de un proceso en el que debemos estar atentos al bienestar del animal y del propietario, preocupándonos en garantizar buenas condiciones de vida para el animal y ayudar a que el nuevo dueño con todas sus dudas, mostrando algunos de los caminos que pueden seguir y qué pueden hacer para mejorar la calidad de vida del propio animal y de tantos otros que están en su misma situación.

Artículos Relacionados:  Cientos De Burros Están Siendo Asesinados En Repugnante Condiciones Para Su Piel Y Nadie Está Hablando De Él

Es con esto en mente, busco cumplir, siempre que sea posible, a algunas cuestiones – para mí esenciales – cuando entrego un animal en adopción!

1. Estudiar el posible adoptante

Antes de entregar a un animal en adopción, siempre es bueno tener una (o más) las conversaciones con el posible adoptante buscando probar algunos puntos cruciales, como las condiciones previstas para el animal vivir, disponibilidad para llevar el animal al veterinario (en caso que lo necesite), la relación humano-animal y todo un conjunto de ideologías que permiten predecir si esta será o no una buena adopción a nuestro protegido.

2. Recoger y verificar datos sobre el adoptante

Conocer algunos datos sobre el adoptante es siempre importante. Datos como el nombre, dirección, número de teléfono o un dispositivo móvil y una segunda posible dirección siempre son buenas maneras de verificar las condiciones de los animales y de mantener el contacto post-adopción. Traten de confirmar estos datos antes de la adopción de estar amueblada; es siempre malo descubrir que hemos sido engañados y que ahora hemos perdido el rastro a nuestro protegido!

3. Despertar, mutuamente, con un término de responsabilidad de adopción

Este término, aunque sin valor legal, debe “poner en peligro” a las partes implicadas que permita el seguimiento del animal por parte de la entidad responsable de la adopción y que el adoptante deberá cumplir con todas las responsabilidades inherentes a la adopción de un ser vivo.

4. Mantener el contacto post-adopción

Después de la adopción de estar consumada debemos estar disponibles para ayudar en alguna duda o cuestión del adoptante, así como este debe estar dispuesto a permanecer en contacto con el responsable de la adopción lo que le permite saber cómo está el animal y en que condiciones se encuentra este a vivir (aconsejo el contacto con una periodicidad mínima de 6 meses).

Artículos Relacionados:  Perro Abandonado En Tan Sólo 4 Días De Edad, Está Ahora Viviendo Su Mejor Vida

Recuerdo también que estas visitas deben tener un carácter de “visita al animal” del que propiamente de “vigilancia” y que, a lo largo del tiempo, la periodicidad de estas puede – y debe – ser más espaciada, para ser respetuosos de la privacidad de los nuevos dueños.

5. Identificar o animales

Buscar demostrar al nuevo dueño de las ventajas de identificar el animal (especialmente en lo que se refiere a perros y gatos), si es factible entregar el animal ya identificado o despertar en colocar una identificación lo más rápido posible.

6. Castrar/esterilizar a un animal

Concienciar al propietario para que un animal no castrado es siempre una responsabilidad: la de asegurar que no anida y, en caso de que lo haga, asegúrese de que la filiación es entregado a personas responsables.

En mi experiencia, un animal aparentemente puro nunca sale de mi dependientes por castre/esterilizar alejando así potenciales “criadeiros” que buscan animales aparentemente puros para cruzar con otros y así hacer dinero fácil a partir de estos animales. Más información sobre la esterilización!

Nota: En el caso de los roedores y/o de animales que tengan una alta tasa reproductiva, conviene explicar bien a los dueños de este hecho y entregar los animales del mismo sexo evitando, así, el nacimiento de camadas detrás de camadas que después no tienen a dónde ir.

Este artículo fue publicado en la Revista n ° 5 del Mundo de los Animales, en Febrero de 2008, con el título de “Consejos Útiles Para la Adopción de”.