El Pelo del Gato

Foto: flickr.com/photos/vickispix

Uno de los factores decisivos en la elección de un gato como mascota es su pelo. ¿A quién no le gusta, habla de las alergias y de la cantidad de pelos que te rindas. ¿A quién le gusta, considera el pelo muy agradable al tacto, además de brillante y suave. Pero para que el pelo del gato se mantenga en condiciones y no caer en la extravagancia, hay varios cuidados que se deben tener en cuenta.

Los gatos son animales particularmente limpias, desde el día 15 de vida comienzan a cuidar de su propio pelo, lamiendo con su lengua rugosa y con las patas delanteras para acceder a zonas donde no llegan sólo con la lengua.

Para los humanos, el baño del gato es algo delicioso y relajante de observar, por la meticulosidad con que se ejecuta. Para el gato es también un acto de relajación, que promueve la producción de endorfinas, las hormonas producidas para aliviar y combatir la sensación de dolor.

Un gato sano, a la salida, tendrá un pelo suave, brillante y sedoso, independientemente de la longitud que sea. Por lo tanto, si su gato presentar un pelo menos cuidado, tenga en cuenta si no puede ser algún problema de salud. Problemas hormonales, alergias y la presencia de parásitos externos suelen ser factores que provocan cambios en el pelaje de los gatos.

Otro factor muy importante en la salud y belleza del pelo del gato es la alimentación. Una alimentación casera, que puede ser más barata que la ración industrial, tiene muchas veces la falta o exceso de proteínas, vitaminas y otros elementos necesarios, lo que puede provocar problemas en el pelaje o en la salud general de su gato.

Artículos Relacionados:  Welsh Corgi Pembroke

Una alimentación con piensos industrial (seca o húmeda) es cuidadosamente elaborada por expertos en nutrición animal, y por tanto todos los elementos que un gato necesita para una vida y un pelo sano.

Foto: flickr.com/photos/mikeandanna

Cualquier gato (con excepción de los Sphynx y otras razas con pelo muy corto) va a perder algo de pelo, a pesar de todos los cuidados que pueda tener con él. La temperatura y la época del año también influyen en la caída. Cuanto más calor, más el pelo se cae.

Siempre que no sea de forma exagerada, la caída de algunos de vello es normal, ya que tal como los cabellos humanos, el pelo de los gatos se va renovando a medida que nacen nuevos folículos pilosos, los pelos más viejos caen.

Además de la salud en general y de la alimentación que el gato haga, es necesario tener algunos cuidados semanales (en el caso de los gatos de pelo corto) o diario (gatos de pelo semi-largo o largo) como cepillado del gato. Este acto, no sólo mantiene el pelaje más sano y brillante, como evita la caída del pelo y le permite al dueño de comprobar si hay heridas o parásitos en la piel.

Algo que se puede comprobar en el momento del cepillado es una alteración en la coloración del gato. En los colourpoint, se produce un oscurecimiento de las extremidades (cara, patas y cola) con la edad y con las bajas temperaturas. Los gatos sin raza definida, aunque totalmente de un color, pueden aparecer pelos blancos dispersos por el cuerpo. Ambas situaciones son normales y forman parte del desarrollo de tu pequeño felino.

Algunos gatos les encanta ser cepillados y este acto es un momento muy agradable y de complicidad entre el gato y el dueño. A otros no les gusta de las escobillas, pero con mucha paciencia, la cosa se convierte en un placer.

Artículos Relacionados:  Bozita Felino Cabello & Piel Sensible - - 2 kg2 prezzi trovati (da € 13,99 un € 37,99)

El mejor método es acostumbrarse a su gato, siempre que venga a su casa (ya sea bebé o no). Trate de cepillarlo siempre a la misma hora y de manera tranquila, para que el gato se habitue a la rutina. Si el gato no le gusta ser cepillado, prueba a cepillarlo repartidamente por poco tiempo (dos de cada cepillado de 1 minuto cada uno, por ejemplo).

Foto: flickr.com/photos/lemonflavor/

En el caso de un gato de pelo corto o semi-largo, puede utilizar un cepillo de metal, que permite separar bien los pelos. Si es un gato de pelo largo, utilice un cepillo suave y un peine de dientes anchos para deshacer los mechones de pelo de vergüenza que se pueden formar. Estos mechones, además de molestias para el animal, pueden ser un refugio para los parásitos que pueden provocar problemas dermatológicos.

El baño de los gatos, dado por los humanos, no siempre es una tarea fácil. Y si a un gato de exposición es esencial, para un gato doméstico, una buena alimentación y cada cepillado semanales o diarias, de acuerdo con la longitud del pelo, debería ser suficiente.

Sin embargo, tanto para los de exhibición, tanto en el caso de que el gato se ensucian demasiado, hay tener cuidado con el baño:

  1. La ubicación del baño y secado del gato debe estar calentado y nunca podrá tener corrientes de aire;
  2. El agua debe estar a la temperatura de la piel (alrededor de 37ºC);
  3. No deje que el agua entrar en el canal auditivo, pues puede provocar otitis;
  4. El champú a utilizar debe ser propio para gatos, ya que el pH de su piel es diferente del pH humano.
Artículos Relacionados:  Este Enfermo Pequeño Perro Fue Arrojado Por Un Precipicio Y Atacado Con Piedras Por 2 Chicos Jóvenes

a Pesar de todos los cuidados que se puede tener con los gatos, no es de olvidar la referencia a las alergias provocadas por los gatos. Es verdad que los gatos producen una proteína (Glicoproteína fel d1), que provoca reacciones alérgicas en algunas personas. Esta proteína está presente en la saliva y por lo tanto en el pelo de los gatos, principalmente en machos no castrados.

Pero, al contrario de lo que se suele escuchar, el pelo de los gatos no provoca asma y ya ha sido probado por varios científicos (Dr. Mark Larche, Prof. Thomas Platts-Mills) que el contacto con animales domésticos, aumenta las defensas de los niños y las personas con problemas respiratorios.

en Caso de que alguien en su casa sea alérgico a los gatos, será mejor optar por tener una hembra esterilizada y pasar todos los días una toalla húmeda sobre su pelo, de modo a reducir drásticamente la carga alergénica que pueda poseer.

Además, con el fin de evitar que su casa y la ropa se queden con pelos de gato después de aquellas turrinhas maravillosas que el felino le dio en las piernas cuando venía mismo a salir de casa, tener siempre en casa una funda de goma, de las de lavar la vajilla. Pase por encima de la ropa o el sofá y en un instante, adiós vello!

Con estos consejos, ya puede beneficiarse de la compañía de su gato con un pelo fantástico, y sin tener que preocuparse tanto con la pérdida de pelo.