Bloquea a la hora del paseo

Tuve un problema con Pandora y pensaba que era solo yo, pero comencé a escuchar algunos relatos parecidos. Yo era de esas amas ganas de que apenas ve la hora de las vacunas deben ser completadas para poder pasear con el perro. Pues es, esperé 2 semanas después de la última vacuna y me fui toda contenta pasear con Pandora. Resultado: ninguno. Pandora no andaba ni 5 pasos seguidos, simplemente se acostaba en el suelo. Yo intentaba tirar y ella se quedaba bloqueado todas las patas. Pensé que era la pereza, que ella quería colo, pero con el paso del tiempo vi que era el miedo.
 
Pandora nunca fue una perra medrosa, ella es muy curiosa, fuxica todos los lugares, va con todo el mundo, no está ni ahí a otros perros. Pero por algún motivo, se atascaba en la calle. Cuando pasaba una moto, un grupo de personas, o simplemente cuando el suelo ha cambiado la textura! Da para creer? Pues es.
 
Así, en primer lugar, jamás refuerce el miedo de tu perro con afagos y caricias en ese momento. Funciona como el miedo de los truenos y fuegos artificiales. En el momento del miedo, no se debe hacer cariño, o va a estar diciendo pro de su perro: “esto es incluso peligroso, estoy aquí con usted”.
 
Tienes que ser el líder de tu perro, la persona que confía y siempre va a confiar. No es difícil, pero requiere paciencia y dedicación.
 
Esta es la Pandora en el primer mes paseando:
 

 
Capacitamos a la Pandora de la siguiente forma: cuando se atascaba, yo la tomaba de ella por la piel del cuello y ponía ella 1 paso adelante, para ella ver que no había peligro. Es así que la madre perra hace con los cachorros cuando ellos se niegan a seguir por algún camino. Pusimos ella un paso para adelante y ella andaba más 5 pasos y se detuvo de nuevo. Se necesita MUCHA paciencia para dar cierto, más o menos 1 mes de paseos diarios.
 
Agarrando por el cuello:
 

Artículos Relacionados:  Alfa Espíritu de 6 x 400 g de Carne de res con melón2 precios encontrados (de € 16,99 € 29,99)

 
Pandora bloqueaba hasta cuando el suelo cambiaba de color. Se acostaba y se negaba a caminar:
 

 
Hoy, paseando por la Paulista, feliz y contento! 🙂